Gestión de la prevención

Riesgos ergonómicos y psicosociales de la flota de pesca

Mantenimiento de posturas forzosas, exigencia de una fuerza manual excesiva, ciclos de trabajo repetitivos con escaso tiempo de descanso, actividades en condiciones ambientales adversas… Estos y otros factores conforman una serie de riesgos laborales a los que están expuestos los trabajadores del mar, marineros y pescadores, y a los que hay que hacer frente. Primero, mediante su detección, a través de la realización de análisis ergonómicos (REBA, OCRA y NIOSH) y psicosociales (encuestas y entrevistas) que detecten estos riesgos. A continuación, mediante la acción, poniendo medidas preventivas en marcha.
Xabier Aboitiz Goitia, Angel Pereira Vado, Técnico superior en Salud Ambiental y en Prevención de Riesgos Laborales e investigador de AZTI Tecnalia
Gestión Práctica de Riesgos Laborales, N.º 70, Abril 2010, Editorial WOLTERS KLUWER ESPAÑA

Etiquetas: Ergonomía, Prevención de riesgos laborales, Evaluación de riesgos, Flota pesquera

0 comentarios

En el campo ergonómico y psicosocial de la prevención laboral se pretende evaluar la carga de trabajo y su influencia respecto del "conjunto de requerimientos psico-físicos a los que el trabajador se ve sometido a lo largo de la jornada laboral"; por tanto, para realizar una valoración correcta de dicha carga o actividad del trabajador frente a la tarea, hay que considerar los dos aspectos reflejados en la definición: el aspecto físico y el aspecto mental. Ambos coexisten en proporción variable en cualquier tarea. En muchos puestos de trabajo el uso de nuevas tecnologías implica un crecimiento de los requerimientos mentales en detrimento de los físicos. Sin embargo, existen aún numerosos empleos en los que las exigencias físicas siguen siendo elevadas, como es el caso de los marineros que realizan su trabajo en la cubierta de un barco de pesca. Los trastornos músculo-esqueléticos derivados de micro-traumatismos repetitivos son un problema frecuente que ha sido estudiado de forma exhaustiva. Es por ello necesario valorar la carga física de trabajo mediante un análisis postural, la monitorización de la frecuencia cardiaca y un análisis de los movimientos repetitivos. Se debe añadir también el componente psicosocial, bastante relevante en un trabajo que se puede desempeñar en condiciones ambientales adversas, con los miedos propios de la estancia en un barco (caídas al agua, naufragios), confinados a menudo en un reducido espacio común durante semanas e incluso meses. A esto se le suma el trabajo continuado, sin horarios, a los que se ven sometidos los trabajadores de un barco de pesca, marco idóneo para la aparición de problemas de salud derivados de riesgos psicosociales. Hay que evaluar estas exigencias y aportar las medidas correctoras precisas que mitiguen los efectos adversos. Para ello, es necesario un diagnóstico de situación basado en la recogida de datos in situ. Una vez se dispone de la información adecuada, se pueden aplicar las técnicas de análisis más convenientes.
El trabajo en los barcos de pesca es muy diverso ya que los diferentes tipos de naves y modalidades de pesca existentes lo son también. Sin embargo, todos tienen en común que las labores realizadas por los tripulantes derivan en una serie de esfuerzos y movimientos repetitivos que conllevan riesgos ergonómicos. Además, las características propias de este trabajo trabajando de forma continuada, confinados en un lugar pequeño y bajo los efectos del mal tiempo en la mar favorecen la aparición de riesgos psicosociales. Para el estudio de los primeros se recurre a una investigación realizada por AZTI Tecnalia en el año 2008 sobre los riesgos ergonómicos existentes por cada puesto y posición de trabajo en el mar, diferenciando según el tipo de barco y la modalidad de pesca. También se ha recogido información y evaluado los riesgos psicosociales que sufren los tripulantes de los barcos de pesca y aquí se presentan los resultados.

En el campo ergonómico y psicosocial de la prevención laboral se pretende evaluar la carga de trabajo y su influencia respecto del "conjunto de requerimientos psico-físicos a los que el trabajador se ve sometido a lo largo de la jornada laboral"; por tanto, para realizar una valoración correcta de dicha carga o actividad del trabajador frente a la tarea, hay que considerar los dos aspectos reflejados en la definición: el aspecto físico y el aspecto mental. Ambos coexisten en proporción variable en cualquier tarea.

En muchos puestos de trabajo el uso de nuevas tecnologías implica un crecimiento de los requerimientos mentales en detrimento de los físicos. Sin embargo, existen aún numerosos empleos en los que las exigencias físicas siguen siendo elevadas, como es el caso de los marineros que realizan su trabajo en la cubierta de un barco de pesca (1) .

Los trastornos músculo-esqueléticos derivados de micro-traumatismos repetitivos son un problema frecuente que ha sido estudiado de forma exhaustiva. En dichas investigaciones se han ido perfilando ciertos factores de riesgo: mantenimiento de posturas forzadas de muñeca o de hombros, aplicación de una fuerza manual excesiva, ciclos de trabajo muy repetitivos, tiempos de descanso insuficientes... Es por ello necesario valorar la carga física de trabajo mediante un análisis postural, la monitorización de la frecuencia cardiaca y un análisis de los movimientos repetitivos.

Se debe añadir también el componente psicosocial, que a priori parece bastante relevante en un trabajo que se puede desempeñar en condiciones ambientales adversas, con los miedos propios de la estancia en un barco (caídas al agua, naufragios), confinados a menudo en un reducido espacio común durante semanas e incluso meses. Este confinamiento, sumado al trabajo continuado sin descanso semanal y sin horarios a los que se ven sometidos los trabajadores de un barco de pesca, es el marco idóneo para la aparición de problemas de salud derivados de riesgos psicosociales. El continuo incremento de tripulación foránea —especialmente subsaharianos con lenguas, religiones y costumbres muy diferentes— puede incluso incrementar este tipo de riesgo.

Hay que evaluar estas exigencias y aportar las medidas correctoras precisas que puedan mitigar los efectos adversos. Estas estrategias pueden ser simples cambios en la forma y condiciones del trabajo, adecuación de las maquinarias que se estén utilizando o desarrollo de nuevas tecnologías.

Para ello, previamente hay que tener un conocimiento conciso sobre la situación que se quiere prevenir. Es necesario un diagnóstico de situación que debe estar basado en la recogida de datos in situ, a bordo durante las mareas de pesca, de forma que los datos recogidos sean objetivos y fiables. Una vez se dispone de la información adecuada se pueden aplicar las técnicas de análisis más convenientes.

Metodología utilizada

La metodología utilizada se ha estructurado en dos fases: una primera para la recogida de información y datos que se utilizarán en el diagnóstico de situación, y otra posterior de análisis para las evaluaciones de riesgos. Para la evaluación de riesgos ergonómicos se han utilizado y comparado tres herramientas de análisis ergonómico reconocidas (REBA, OCRA y NIOSH). La recogida y evaluación de datos respecto de la evaluación de riesgos psicosociales ha sido adaptada y desarrollada específicamente para este estudio.

  • > Recogida de información. Para poder recoger una información acorde y objetiva se seleccionan las flotas y barcos adecuados según artes de pesca y pesquerías. Posteriormente, se realiza un plan de embarques y se acomete la recogida de datos en los barcos seleccionados por medio de visualización directa, grabación audiovisual y encuestas especialmente diseñadas. Asimismo, la recogida de información en los embarques debe hacerse de forma que sea adecuada para los requerimientos establecidos en las diferentes metodologías de análisis ergonómico, como la situación y ángulo de la cámara de filmación. También deben fijarse de forma concreta las situaciones de trabajo que se han de filmar para poder tener una visión completa de cada una de las funciones y de las forma de trabajar de la tripulación.

    Para la recogida de la información necesaria en el análisis psicosocial se ha diseñado un cuestionario específico (2) . La información se ha recopilado por medio de cuestionarios y entrevistas individuales voluntarias tanto para los trabajadores en el barco como los empleados de apoyo en tierra.

  • > Análisis Ergonómico. Una vez recogida la información de los embarques, especialmente la percibida por los técnicos de seguridad en los embarques y la audiovisual (grabaciones específicas ad hoc), se utilizan diferentes métodos de evaluación de riesgos ergonómicos. Se han aplicado, según el caso, tres diferentes metodologías de evaluación ergonómica: el método REBA, OCRA y NIOSH.

    No es objeto de este artículo explicar el funcionamiento de las herramientas reconocidas para análisis ergonómico. Sin embargo, se describirán brevemente para interpretar las pequeñas diferencias obtenidas entre ellas en los resultados que se detallan posteriormente.

    Método REBA de Evaluación de Riesgos Ergonómicos (Hignett et al., 2000). Permite el análisis conjunto de las posiciones adoptadas por los miembros superiores del cuerpo (brazo, antebrazo, muñeca), del tronco, del cuello y de las piernas. Además, define otros factores que considera determinantes para la valoración final de la postura, como la carga o fuerza manejada, el tipo de agarre o el tipo de actividad muscular desarrollada por el trabajador. Permite evaluar tanto posturas estáticas como dinámicas, e incorpora como novedad la posibilidad de señalar la existencia de cambios bruscos de postura o posturas inestables. Cabe destacar la inclusión en el método de un nuevo factor que valora si la postura de los miembros superiores del cuerpo es adoptada a favor o en contra de la gravedad. Se considera que dicha circunstancia acentúa o atenúa el riesgo asociado a la postura.

    El método REBA es una herramienta de análisis postural especialmente sensible con las tareas que conllevan cambios inesperados de postura, como consecuencia normalmente de la manipulación de cargas inestables o impredecibles. Su aplicación previene al evaluador sobre el riesgo de lesiones asociadas a una postura, principalmente de tipo músculo-esquelético, indicando en cada caso la urgencia con que se deberían aplicar acciones correctivas.

    Método OCRA. "Occupational Repetitive Action" (Colombini et al., 1998) y “Check List OCRA” (Colombini et al., 2000), para la evaluación rápida del riesgo asociado a movimientos repetitivos de los miembros superiores. El método Check List OCRA tiene como objetivo alertar sobre posibles trastornos, principalmente de tipo músculo-esquelético (TME), derivados de una actividad repetitiva. Centra su estudio en los miembros superiores del cuerpo, permitiendo prevenir problemas tales como la tendinitis en el hombro, en la muñeca o el síndrome del túnel carpiano, descritos como los trastornos músculo-esqueléticos más frecuentes debidos a movimientos repetitivos.

    OCRA evalúa, en primera instancia, el riesgo intrínseco de un lugar de trabajo, es decir, el riesgo que implica la utilización del puesto independientemente de las características particulares del trabajador, y posteriormente sugiere una serie de acciones básicas en caso de que sean necesarias.

    Ecuación Revisada de NIOSH (Waters et al.,1993). Permite evaluar tareas en las que se realizan levantamientos de carga, ofreciendo como resultado el peso máximo recomendado que es posible levantar en las condiciones del puesto para evitar la aparición de lumbalgias y problemas de espalda. Además, proporciona una valoración de la posibilidad de aparición de dichos trastornos dadas las condiciones del levantamiento y el peso levantado.

    Los resultados intermedios sirven de apoyo al evaluador para determinar los cambios a introducir en el puesto para mejorar las condiciones del levantamiento. Básicamente, son tres los criterios que definen los componentes de la ecuación: biomecánico, fisiológico y psicofísico. El primero se basa en que al manejar una carga pesada o una carga ligera incorrectamente levantada, aparecen momentos mecánicos que se transmiten por los segmentos corporales hasta las vértebras lumbares, dando lugar a un acusado estrés. El criterio fisiológico reconoce que las tareas con levantamientos repetitivos pueden fácilmente exceder las capacidades normales de energía del trabajador, provocando una prematura disminución de su resistencia y un aumento de la probabilidad de lesión. Finalmente, el psicofísico se basa en datos sobre la resistencia y la capacidad de los trabajadores que manejan cargas con diferentes frecuencias y duraciones, para considerar combinadamente los efectos biomecánico y fisiológico del levantamiento.

  • > Análisis Psicosocial. La metodología utilizada para el análisis de los riesgos psicosociales ha sido la siguiente: se han desarrollado cuestionarios específicos y concretos para los barcos de pesca. Al estar dirigido a un sector con unas peculiaridades propias era necesario adaptar las entrevistas que de forma más general se utilizan en otros campos. Mediante embarques en los barcos (durante las mareas de pesca) y en visitas a diferentes puertos, se recogía la información oportuna. El registro y recogida de información se realizaba entregando directamente la encuesta a los tripulantes, consultando las dudas con el encuestador o rellenándola éste preguntando directamente al tripulante.

    La disposición a responder fue variada pero en general podemos decir que había bastante recelo a la hora de rellenar las encuestas por miedo a ser identificados, aun cuando la encuesta era anónima. Otro dato que ha hecho que muchos tripulantes no contestaran a las preguntas es que eran analfabetos o no entendían suficientemente el idioma. Esto factores podrían hacer que los resultados obtenidos no engloben en su totalidad la opinión de todos los trabajadores del sector (3) .

Resultados de la evaluación ergonómica

El 64,8% de las evaluaciones realizadas son de carga postural, el 13,6% son evaluaciones de riesgos de movimientos repetitivos y el 21,6% restante son evaluaciones de riesgos de manipulación manual de cargas.

En cuanto a los niveles de riesgo y la necesidad de llevar a cabo una acción la situación es la siguiente: el 45,5% de las evaluaciones presentan un nivel de riesgo muy alto que implica llevar a cabo una acción de manera inmediata; en un 12,5% de los casos el nivel de riesgo es alto, con la necesidad de llevar a cabo una acción pronto; un 35.2% presentan un nivel de riesgo moderado que implica realizar una acción; y en el restante 6,8% se trata de un nivel de riesgo leve que no requiere llevar a cabo ninguna acción.

Se han realizado un total de 57 evaluaciones de riesgos de carga postural (método REBA), de las cuales la mitad (50,9%) presentan un nivel de riesgo muy alto, en el 38,6% el nivel de riesgo es moderado, en un 7% el nivel es alto y finalmente el 3,5% que queda ofrece un nivel de riesgo leve.

Por otro lado, se han efectuado 12 evaluaciones de movimientos repetitivos (método OCRA), de las cuales se desprende que en el 41,7% de los casos se detecta un nivel de riesgo moderado, en un 33,3% el nivel de riesgo es alto, un 6,7% presentan un nivel de riesgo muy alto y en tan solo el 8,3% el nivel de riesgo es leve.

Por último, se han realizado 19 evaluaciones de riesgos de manipulación manual de cargas (método NIOSH) de las cuales la gran mayoría (47,4%) presentan un nivel de riesgo muy alto, un 15,8% presentan un nivel de riesgo alto, un 21% un nivel de riesgo moderado y un 15,8% un nivel de riesgo leve.

La Tabla 1 recoge los resultados de las posiciones de trabajo que igualan o superan el valor moderado en alguno de los métodos de análisis utilizados.

TABLA 1

Modelo Pesca Sección de Trabajo Puesto Tarea Método de Evaluación Nivel de Riesgo
Arrastre pareja rampa Cubierta Marineros Contramaestre Largando red REBA Muy alto
  Marineros Contramaestre Virando la red REBA Alto
Parque de Pesca Marinero Apila las cajas de pescado en el montacargas NIOSH Moderado
Clasificador Clasifica las capturas y las coloca y ordena en las cajas REBA Moderado
OCRA Moderado
Eviscerador Eviscera las capturas REBA Moderado
OCRA Moderado
Nevera Marinero Echa hielo sobre las cajas con pescado NIOSH Leve
Marinero Estiba de las cajas de pescado en la nevera NIOSH Muy alto
Puente Patrón Gobierno de la nave REBA Moderado
Arrastre Baka Cubierta Marinero Maniobra de trincaje puertas de la red REBA Muy alto
Contramaestre
Marinero Estrobado del copo de la red REBA Alto
Contramaestre
Parque de Pesca Marinero Mediante una polea baja las cajas de pescado a la nevera REBA Muy alto
Clasificador Clasifica las capturas y las coloca y ordena en las cajas REBA Muy alto
OCRA Alto
Eviscerador Eviscera las capturas REBA Moderado
OCRA Alto
Nevera Marinero Echa hielo sobre las cajas con pescado REBA Muy alto
Marinero Estiba de las cajas de pescado en la nevera NIOSH Moderado
Puente Patrón Gobierno de la nave REBA Moderado
Arrastre pareja clásico Cubierta Contramaestre Largado de la red REBA Muy alto
Marinero Haciendo firme los cables de la red REBA Muy alto
Parque de pesca Eviscerador Eviscera las capturas REBA Moderado
OCRA Moderado
Clasificador Clasifica las capturas y las coloca y ordena en las cajas REBA Muy alto
OCRA Moderado
Paleador Pone las capturas sobre las mesas de eviscerado con una pala y las clasifica REBA Muy alto
Estibador Almacena las cajas de pescado REBA Muy alto
Puente Patrón Gobierno de la nave REBA Moderado
Arrastre baka clásico Cubierta Marinero Maniobra de trincaje de las puertas de la red REBA Muy alto
Parque de pesca Marinero Traslado de cajas de pescado y estiba en la nevera NIOSH Muy alto
Marinero Mediante una polea baja las cajas de pescado a la nevera REBA Muy alto
Clasificador Clasifica las capturas y las coloca y ordena en las cajas OCRA Moderado
REBA Muy alto
Paleador Pone las capturas sobre las mesas de eviscerado con una pala y las clasifica REBA Muy alto
Eviscerador Eviscera las capturas REBA Moderado
Puente Patrón Gobierno de la nave REBA Moderado
Palangre Parque de pesca Alistador Repara y ordena el aparejo dejándolo preparado para la fase de encarnado; sustituye anzuelos dañados, oxidados o deteriorados por anzuelos nuevos que empata y los une a la línea madre REBA Alto
Pinchador Junto con el alistador, ordena el aparejo según llega a bordo; coge los anzuelos y los clava en el borde de la cesta donde se recoge el aparejo REBA Moderado
Chalador Coge el aparejo según llega a bordo y lo va ordenando en la cesta REBA Moderado
OCRA Alto
Encarnador Ceba los anzuelos y deja el aparejo listo para el largado REBA Moderado
OCRA Alto
Eviscerador Eviscera las capturas REBA Muy alto
Clasificador Clasifica las capturas y las coloca y ordena en las cajas REBA Muy alto
Contramaestre Vira el palangre; deshace los empachos que trae el aparejo; sube a bordo las capturas grandes con el gancho; suelta las piedras y los flotadores de la línea madre REBA Moderado
Puente Patrón Gobierno de la nave REBA Moderado
Cacea Cubierta Marinero Halado capturas REBA Muy alto
Marinero Iza las capturas con el gancho NIOSH Muy alto
REBA Muy alto
Marinero Estiba de capturas en tinas NIOSH Muy alto
Marinero Cubos de hielo a las tinas NIOSH Alto
Marinero Pone plásticos a las capturas NIOSH Alto
Nevera Neverero Estiba capturas NIOSH Muy alto
Neverero Picando hielo REBA Muy alto
Neverero Paleando hielo NIOSH Muy alto
Puente Patrón Gobierno de la nave REBA Moderado
Línea de mano Cubierta Marinero Maneja los carretes REBA Moderado
Marinero Estiba capturas en cajas REBA Alto
Cerco Bote Botero Prepara los botes y rema REBA Muy alto
OCRA Muy alto
Cubierta Marinero Haciendo el copo de la red REBA Muy alto
Marinero Cogen la carnada con el salabardo REBA Muy alto
Marinero Transportan el salabardo REBA Muy alto
Marinero Maquinilla REBA Moderado
Marinero Estiba de la red REBA Moderado
Marinero OCRA Leve
Puente Patrón Gobierno de la nave REBA Moderado
Cebo vivo Cubierta Macizador Echa carnada al agua OCRA Muy alto
NIOSH Muy alto
Cañero Espera o tiento REBA Muy alto
Izado de la captura REBA Muy alto
Izado de la captura NIOSH Moderado
Ganchero Izado captura NIOSH Muy alto
Espera o tiento REBA Muy alto
Izado captura REBA Muy alto
Cebo Repone el cebo para las cañas NIOSH Moderado
Nevera Neverero Estiba las capturas NIOSH Alto
Pica hielo REBA Muy alto
Palea hielo NIOSH Muy alto
Puente Patrón Gobierno de la nave REBA Moderado

Resultados evaluación psicosocial

La edad media de las personas que han respondido a la encuesta es alta, superando un 40% de los encuestados los 50 años. En cuanto al país de origen, la mitad de ellos son extranjeros, principalmente portugueses y senegaleses. Prácticamente en su totalidad se trata de personas casadas o parejas de hecho que en su mayoría manifiestan tener una salud buena o muy buena. Esta opinión se ve reforzada por la ausencia de bajas laborales en casi la totalidad de los entrevistados.

En lo que concierne a la conciliación vida laboral-vida familiar, más del 80% de ellos manifiestan no tener problemas de conciliación familiar a pesar de sus jornadas de trabajo. Tampoco se perciben diferencias entre aquellos con campañas más o menos largas en el tiempo. En cambio, la educación de los hijos parece algo más complicada ya que en más casos, alrededor de un 60% encuentran problemas en ello.

En las épocas en las que los pescadores se encuentran en tierra, su situación es agradable; aunque algunos de ellos, alrededor de un 20%, manifiestan echar en falta el trabajo debido a la dificultad de conciliación de la vida laboral y familiar. Al llegar a tierra hay una cierta sensación de soledad, bien por vivir sólo, bien porque sus respectivas familias trabajan y no coinciden durante largas jornadas diarias. Debido a todo ello, se percibe por parte de los trabajadores de la mar una adecuación a la vida familiar y casera, en la que comparten las tareas familiares en un porcentaje muy elevado.

Las condiciones de trabajo también se han estudiado. Los argumentos más utilizados por los pescadores para trabajar en la mar son los motivos económicos (alrededor de un 50%) y la tradición familiar (35%). En los años trabajados, los pescadores han mejorado su categoría profesional en aproximadamente la mitad de los casos. Los trabajadores de la mar, en un porcentaje total de un 85%, encuentran insuficiente el salario que reciben en función de las tareas que llevan a cabo.

Respecto a la naturaleza del trabajo de los trabajadores de la mar, se reafirma la idea de que el trabajo se realiza de forma rápida y las labores son peligrosas. En todos los casos hay una queja respecto a la sensación de tener que tomar decisiones de forma rápida y difícil así como el riesgo asociado a las labores realizadas debido a problemas de manipulación manual de carga, carga postural, etc. En el caso concreto de la pesca de bajura, el 50% de los entrevistados manifiestan no tener un lugar destinado al descanso, mientras que en el caso de la pesca de altura este porcentaje disminuye al 14%.

Las condiciones de temperatura, ruido, espacio y humedad dentro de los barcos son consideradas negativamente por parte de los pescadores. La única condición ambiental que los trabajadores consideran positiva es la iluminación en sus espacios de trabajo.

Por último, en lo referente a la organización del trabajo, los pescadores muestran una opinión contradictoria. La mitad de ellos se sienten consultados a la hora de la asignación de tareas, mientras que la otra mitad sienten que no se cuenta con ellos. En cambio, la gran mayoría piensa que sus tareas requieren una gran responsabilidad, una iniciativa importante y gran cantidad de conocimientos especializados.

Se sienten comprometidos con su trabajo en un porcentaje de un 87%, deseando quedarse en el barco hasta el final de su vida laboral en un porcentaje de un 80%. Una causa que explica esto es que la mayoría de los entrevistados (60%) opinan que en el trabajo de la mar hay buenas posibilidades de desarrollo profesional. Alrededor de un 80% de los entrevistados manifiestan recibir ayuda tanto de los compañeros como de los superiores.

Un porcentaje superior al 80% opinan que el clima laboral es bueno dentro de los barcos y que en el trabajo hay un sentimiento fuerte de trabajo en equipo. Tomando todo en consideración se puede estimar que el 70% de los pescadores que han respondido a la encuesta opinan que el trabajo que realizan es adecuado y digno.

Conclusiones

Sobre los riesgos ergonómicos, los resultados por tipo de modalidad de pesca muestran que existen “posiciones” de trabajo con un riesgo muy alto. Las soluciones a los problemas ergonómicos a solventar en el futuro en los barcos de pesca deberían dirigirse a solucionar estos problemas de mayor riesgo, ya sea por cambios de hábitos de trabajo, con formación o por medio de desarrollos tecnológicos que eviten o reduzcan estos riesgos.

En algunos casos existen soluciones como pueden ser: montacargas, cintas transportadoras de pescado, bombas de succión, máquinas clasificadoras de pescado, cañas automáticas y otros que ya están en funcionamiento en la flota pero de forma puntual y aislada. Habría que ampliar la implantación de estos equipos a los barcos en cada una de las modalidades de pesca correspondientes.

En otros casos no existe a día de hoy ningún tipo de solución técnica y habría que realizar estudios de desarrollos de nuevas soluciones técnicas que se adapten a las necesidades requeridas y evaluadas en este estudio.

Las evaluaciones ergonómicas que se han realizado utilizando las metodologías REBA, OCRA y NIOSH son válidas para tener una idea de la situación y definir las labores y trabajos más “problemáticos” a nivel ergonómico. Sin embargo, en el momento de desarrollo de estas metodologías siempre se pensó en trabajos en tierra, es decir con el suelo firme y sin movimiento. Las evaluaciones serían más exactas si se tuviera además en cuenta el factor de movimiento del suelo (balance del barco) y otras características específicas que de forma continua se da en el trabajo en los barcos, en la pesca, y que no se tiene en cuenta con las actuales herramientas de análisis (4) .

En lo que respecta a los riesgos psicosociales, las respuestas de los tripulantes a las encuestas no ha sido muy participativa debido, en unos casos, al miedo a la identificación del individuo y, en otros, al bajo nivel de alfabetización de los trabajadores inmigrantes. Esto hace que el análisis de resultados, aunque significativo, no tenga una fiabilidad tan alta como si la participación de los tripulantes de los barcos hubiera sido mayor.

Un alto porcentaje de todos ellos manifiestan no tener problemas de conciliación familiar a pesar de sus jornadas de trabajo. La educación de los hijos parece algo más complicada ya que, en muchos casos, se encuentran problemas en ello. Al llegar a tierra hay una cierta sensación de soledad, bien por vivir sólo, bien porque sus respectivas familias trabajan y no coinciden durante largas jornadas diarias.

Consideran que no tienen un lugar destinado al descanso especialmente los pescadores de barcos de menor tamaño y que su trabajo se realiza de forma rápida y las labores son peligrosas. Hay una queja generalizada respecto a la sensación de tener que tomar decisiones de forma rápida y difícil, considerando insuficiente el salario que reciben en función de las tareas que llevan a cabo.

Una amplia mayoría de los entrevistados consideran que el clima laboral es bueno dentro de los barcos y opinan que el trabajo que realizan es adecuado y digno.

(1)

“Modelo de gestión de la prevención en la pesca”, Revista Gestión Práctica de Riesgos Laborales, nº 37, abril 2007. El artículo presentaba el sistema Gestión de la Prevención por Modelos, probado en la flota de pesca de altura del País Vasco. La iniciativa fue puesta en marcha por AZTI Tecnalia en colaboración con OSALAN.

Ver Texto
(2)

En la evaluación de los riesgos psicosociales ha colaborado Juritecnica como entidad especializada en este campo.

Ver Texto
(3)

Posteriormente a la recogida de la información, se entregaban los datos a Juritecnia para su análisis.

Ver Texto
(4)

AZTI Tecnalia, junto con otras instituciones y centros de investigación expertos en este campo, están valorando el desarrollo de un nuevo método específico para la mar en este sentido.

Ver Texto

Comentarios

Deja un comentario

Accede o regístrate gratis para poder dejar comentarios sobre esta publicación.

Si eres suscriptor de nuestra revista, además tendrás acceso a contenidos exclusivo. Suscríbete.