Artículos

Vigilancia de la Salud en los conductores

Revista Gestión Práctica de Riesgos Laborales, Nº 6, Sección Artículos, 01 de Junio de 2004
Publicado hace 10 años
 
María Maestre Navarro, Coordinadora de Prevención de DHL
 

Etiquetas: Tráfico, Prevención de riesgos laborales, Enfermedades profesionales, circulación de vehículos y seguridad vial

0 comentarios

El llamado "fenómeno del tráfico" forma parte de nuestra vida cotidiana, pero al extenderse de una forma masiva se ha convertido en uno de los mayores problemas de Salud Pública. Los accidentes de tráfico presentan altas tasas de morbi-mortalidad así como elevados costes sociales, económicos y sanitarios con la correspondiente discapacitación y secuelas de los afectados.

Haciendo un análisis de todos los factores que intervienen, son tres los que se consideran fundamentales: el factor humano, el vehículo y la vía. Los estudios muestran que en la mayoría de los casos, el factor humano es el responsable de entre el 80 y el 90 por ciento de los accidentes de tráfico, la vía lo es del cinco por ciento y los vehículos del dos. En el resto de los accidentes existe combinación de los tres factores. Por tanto el factor humano es el más importante en los accidentes de circulación tanto de forma directa como indirecta.

El conductor debe tener unas capacidades que deben de ser suficientes para enfrentarse a los problemas que puedan presentarse durante la conducción, bien debido al estado de la carretera o al del vehículo que conduce. Cuando se rompe este equilibrio es cuando ocurre el accidente.

Puede decirse que el número de accidentes de tráfico es muy bajo comparado con las situaciones críticas que se producen diariamente durante la conducción. Son muchas las causas que pueden alterar la capacidad del conductor, entre las que se destacan:

  • - hábitos incorrectos.
  • - conductas temerarias.
  • - estado psicofísico del conductor.
  • - desatención, cansancio, sueño y fatiga.
  • - distintas enfermedades.
  • - alcohol, drogas y medicamentos.

DHL Internacional empresa de transporte urgente cuenta con una plantilla de 500 conductores aproximadamente, más todos aquellos conductores subcontratados que trabajan para nosotros. Tenemos dos tipos de accidente relacionados con la conducción:

  • 1. Los accidentes de trabajo debidos al tráfico (conductores y comerciales).
  • 2. Los accidentes de trabajo in itinere debidos a accidentes de tráfico. (Ocurren cuando los trabajadores se desplazan desde su lugar de trabajo a su domicilio y viceversa).

Revisados durante los últimos 8 meses el registro de accidentes de trabajo se ha visto que un 14 por ciento de los accidentes de trabajo eran debidos al tráfico y si añadimos los in itinere esta cifra se elevaba a un 31 por ciento.

La política preventiva marcada desde nuestro servicio de prevención se basa en la información-formación de estos trabajadores.

im0000328338

Información

Se ha de informar sobre los factores de riesgo que se asocian más frecuentemente en la producción de accidentes de tráfico.

  • 1.º La Dirección General de Tráfico editó un "Manual Práctico de conducción para conductores profesionales". Con la entrega de este manual se pretenden mejorar y modificar conocimientos, hábitos y actitudes para conseguir una mejor seguridad vial.

    En el libro se analizan principios básicos de la seguridad vial, riesgos ligados a las condiciones de seguridad como la velocidad, los riesgos derivados del uso del alcohol, medicamentos y drogas o a causa de estrés, sueño, causa física y fatiga laboral.

  • 2.º Hoja de control del vehículo. El conductor, antes de su salida, realiza este check-list para verificar el estado de su vehículo, con ello pretende detectar cualquier fallo en el vehículo para que sea retirado y sea sustituido por otro hasta su reparación.
  • 3.º Campaña preventiva sobre el alcohol, las drogas, los medicamentos y la fatiga y sueño relacionados con la conducción.

Alcohol y conducción

El trabajador ha de conocer el grave problema que supone el consume de alcohol en la conducción, y que este es el responsable de más de un 30% de los accidentes de circulación con víctimas mortales. La mejor forma de evitar el consumo de alcohol durante la conducción es la prevención de su consumo.

Para ello se ha de informar de:

  • - los riesgos del alcohol para la salud de los individuos.
  • - los efectos del alcohol sobre la disminución de la capacidad de respuesta en la conducción.
  • - efecto de sobrevaloración de la persona.
  • - disminución del campo visual.

Asimismo se ha de formar para:

  • - mejorar la salud y calidad de vida.
  • - favorecer hábitos saludables que potencien la seguridad en el trabajo.
  • - Actitud positiva hacia las personas que tienen problemas con el alcohol.

Medicamentos

Existen muchísimos medicamentos utilizados frecuentemente que deberían evitarse durante la conducción o si es posible sustituirlos por otros que hagan el mismo efecto médico pero que no tengan esos efectos secundarios como: cansancio, letargia, sueño, dificultad para concentrarse que son causa indirecta de accidentes de tráfico.

Entre estos medicamentos se encuentran:

  • - antihistamínicos (antialérgicos), difenhidramina, prometazina.
  • - antidepresivos: fluoxetina, anafranil.
  • - hipnóticos: pentazocina, tramadol,
  • - tranquilizantes: benzodiacepinas.
  • - sedantes y relajantes musculares: myolastan, relaxibys.
  • - antiepiléptico.
  • - antihipertensivos
  • - hipoglucemiantes.
  • - antigripales.

En caso de ingesta de medicamentos y en caso de duda consulta con el Servicio Médico.

Estado psicofísico del conductor

Existen muchas causas que de forma transitoria o permanente alteran la actitud del conductor como pueden ser: cansancio, sueño y fatiga. Estos estados conducen a falta de percepción, disminución de la capacidad de reacción, disminución de la atención. El conductor debe saber que hacer ante estas situaciones.

Recomendaciones para evitar la fatiga

El mejor remedio es el descanso. Se debe de estar descansado antes de incorporarse a su puesto de trabajo. Se ha de evitar en estas situaciones: la ingesta de bebidas alcohólicas y la ingesta de tranquilizantes o estimulantes.

Recomendaciones para evitar la aparición y efectos negativos del sueño

  • - Mantener el vehículo bien ventilado.
  • - No realizar comidas copiosas.
  • - Evitar la ingesta de bebidas alcohólicas.
  • - Mojarse la cabeza y brazos con agua fría.

Recomendaciones para evitar el estrés

  • - Realizar ejercicios sencillos (mientras se está parado en un semáforo, en un atasco) movimientos suaves del cuello hacia ambos lados (flexo-extensión, lateralización), movimientos de hombros, etc.

Formación (realizada por el Técnico de Seguridad)

  • - Los comportamientos del vehículo según el tipo de tracción delantera, trasera o integral.
  • - El reparto de pesos (frontal, neutral o trasera).
  • - Situación del motor (delantero, trasero o central) que nos marca el reparto de pesos.
  • - Tipo de cambio (manual, automático o selectivo).
  • - Ayudas a la conducción de que dispone el vehículo (ABS, dirección asistida, TCS, ESP).
  • - Conducción defensiva o precavida.
  • - Conducción en condiciones normales.
  • - Respuesta en situaciones límites: si fallan los frenos, si el automóvil se incendia, reventón de alguna rueda.
  • - Como actuar en caso de accidente.

PROTOCOLO DE VIGILANCIA DE LA SALUD EN CONDUCTORES

Ingreso de un conductor

  • - Entrega del manual sobre conductores profesionales.
  • - Información-Formación básica en PRL. (manual básico autoformativo).
  • - Información sobre accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.
  • - Entrega de documento informativo sobre medicación y conducción.
  • - Entrega de documento informativo sobre alcohol y conducción.
  • - Entrega de documento informativo sobre condiciones psicofísicas del conductor.
  • - Se recomienda acudir al Servicio Médico ante cualquier proceso patológico para poder tomar las medidas más adecuadas.
  • - Se recomienda vacunación antigripal anual.
  • - Vacunación antitetánica.
  • - Vacunación hepatitis B.

Protocolo del reconocimiento médico de conductores

  • 1.º Cuestionario médico firmado por el paciente y escrito personalmente.
  • 2.º Examen psicológico: psicotécnico.
  • 3.º Examen médico.

Cuestionario médico de conducción

im0000328339

Examen médico

im0000328340

Alcohol y drogas

El consumo de sustancias tóxicas es un factor de riesgo en la producción de accidentes de trabajo, que debe ser conocido por los trabajadores, los empresarios y las autoridades laborales. La detección precoz de estas sustancias en los trabajadores conduce a la realización de una serie de pruebas para verificar o no la existencia de estas sustancias en fluidos orgánicos.

Ello conlleva en muchas ocasiones a la oposición de los trabajadores por temor a perder su puesto de trabajo, por los conflictos laborales que puedan surgir, temor a la perdida de la confidencialidad de la información o la repercusión de los resultados. Por ello no son veraces a la hora de suministrar la información que se les solicita cuando se realiza la anamnesis o se les pasa algún cuestionario solicitando este tipo de información.

Por otro lado consideran que la extracción de sangre es una prueba cruenta, o existe pérdida de la intimidad en la recogida de la muestra de orina.

Siguiendo la Ley 31/1995 de PRL, así como las recomendaciones de la O.I.T.

Los Servicios de Medicina del Trabajo:

  • - Aseguran la protección de los trabajadores contra todo riesgo que perjudique su salud así como las de terceras personas.
  • - La función de los servicios médicos es exclusivamente preventiva.
  • - Los análisis de drogas en una población laboral son considerados como preventivos.

Las sustancias de abuso halladas más frecuentemente son: cannabis, opioides, cocaína, anfetaminas, benzodiazepinas, pero es el médico el que conoce cuales son las sustancias que se encuentran en su medio laboral y ante la sospecha de una de estas sustancias ha de solicitar su scrining.

Alcohol

Se ha buscado durante muchos años una detección precoz del abuso de alcohol.

Clásicamente el alcoholismo era detectado a través de la historia clínica (anamnesis) y de los marcadores biológicos. Cuando se pasa un cuestionario preguntando sobre los hábitos de consumo de alcohol muchas veces se sienten molestos por la realización de estas preguntas. Cuando se pregunta por la ingesta de alcohol en la mayoría de los casos ésta es nula o mínima, por lo que las preguntas deben de ser dirigidas: ¿Toma vino con las comidas?, ¿Toma café o carajillos?, ¿El desayuno lo acompaña con cerveza?, y con unas preguntas dirigidas puede obtenerse algo de información al respecto.

El marcador ideal del etilismo debe de ser una prueba que no sea invasiva, de bajo coste y que pueda realizarse fácilmente en cualquier laboratorio, y que además sirva para el diagnóstico como seguimiento del alcoholismo. Este marcador no debería estar influenciado por el estado nutricional del individuo, ni por la existencia de una hepatopatía o cualquier otra enfermedad, ingesta de medicamentos u otros factores.

Los marcadores clásicos son buenos para diagnosticar el alcoholismo, pero se basan en la alteración que produce el alcohol sobre diferentes células del organismo como son los hematíes y los hepatocitos.

  • - No distingue si estas alteraciones son por alcoholismo o por otras causas.
  • - Los valores de estos marcadores aumentan conforme avanza el proceso, pero no son fiables en estadios iniciales de la enfermedad.

Los marcadores clásicos son:

  • - GGT (gamma-glutamil-transferasa).
  • - VCM (volumen corpuscular medio)
  • - Transaminasas: GOT/GPT mayor a 1, indica daño hepático.
  • - Metanol (escasa vida media y ausente en algunas bebidas alcohólicas).

Nuevos marcadores de alcoholismo

Últimamente han empezado a surgir nuevos marcadores biológicos etílicos, que pueden aportar información temprana respecto del consumo de riesgo (mujeres menos de 20gr. de alcohol al día y de 40gr. en los varones).

  • - Glutamato oxalacetato transaminasa mitocondrial (m-GOT).

    Aumenta en los alcohólicos aunque no exista hepatopatía.

    No puede utilizarse como scrining.

    Su coste es elevado.

    No existen estudios suficientemente amplios que corroboren su utilidad.

  • - Transferrina deficiente en carbohidratos (CDT).
    • - Detecta consumo de riesgo.
    • - No influenciada por hepatopatía o consumo de medicamentos.

    Inconvenientes: no es útil en consumo esporádico.

    Poco sensible en bebedores de bajo riesgo.

  • - Colesterol éster transferasa plasmática (CETP).

    No puede utilizarse de forma individual como un único marcador pero si como un método adicional para la detección de consumo excesivo.

Polimorfismos genéticos de enzimas relacionados con el metabolismo del etanol

Existen estudios epidemiológicos que han demostrado cierta predisposición genética hacia el consumo de alcohol.

Los principales isoenzimas relacionados con el metabolismo del etanol son:

  • - alcohol deshidrogenasa (ADH).
  • - acetaldehído deshidrogenasa (ALDH).
  • - citocromo P 450.

Estos marcadores están en estudio y puede ser que en un futuro no muy lejano sean el punto de partida de los marcadores biológicos utilizados.

Cuando se realizan pruebas para la detección de alcohol y sustancias tóxicas en fluidos biológicos.

  • - el trabajador tienen que haber firmado el consentimiento informado.
  • - estar recogido dentro del convenio selectivo del sector.

Drogas

Los efectos que ejercen estas sustancias dependen de una serie de variables como pueden ser:

  • - la cantidad y la calidad de las drogas consumidas.
  • - la edad del individuo.
  • - las posibles mezclas
  • - el tiempo que transcurre desde su consumo, etc.

El problema más importante a la hora de valorar la detección precoz de estas sustancias es la muestra sobre la que se realiza, conocemos la extracción de sangre como una técnica invasiva y la falta de privacidad en la recogida de la orina, por lo que se han buscado alternativas en la recogida de muestras.

Así tenemos:

  • 1. Utilidad de la saliva.
  • 2. Utilidad del cabello.
  • 3. Utilidad del sudor.

1. Utilidad de la saliva

Entre las ventajas contamos con:

  • - recogida no invasiva
  • - protección de la intimidad
  • - posibilidad de estimar la verdadera concentración del tóxico en sangre, ya que la saliva es un ultrafiltrado del plasma

Entre los inconvenientes:

  • - no detecta diferentes sustancias en relación con el tiempo.
  • - existencia de dos tipos diferentes de saliva (la procedente de parótida y la mixta).
  • - Muchas veces no existe suficiente muestra ya que la cantidad encontrada es menor que en orina.

2. Utilidad del pelo

El tallo del pelo es un tejido sin metabolismo, por lo que las sustancias permanecen almacenadas en él durante un largo período de tiempo, y proporcionan un período de detección meses después del consumo de drogas.

Ventajas:

  • - No existen falsificación por abstinencia temporal.
  • - La recogida puede realizarse bajo estrecha vigilancia sin invadir la privacidad del individuo.
  • - Informa sobre el tiempo de consumo y su intensidad.

Pero uno de los principales problemas que plantea es el riesgo de falsos resultados positivos.

Este procedimiento resulta suficiente para el scrining de diferentes drogas, no obstante todo resultado positivo requiere una posterior confirmación analítica por GC/MS (cromatografía de gases acoplada a la Espectometría de Masas).

Ambas técnicas tienen un gran futuro y suponen una alternativa a los fluidos biológicos convencionales como la sangre y la orina.

3. Utilidad del sudor

A través de un parche a modo de apósito que absorbe las drogas contenidas en el sudor.

  • - Este parche no puede aplicarse sobre zonas que presenten erupciones, cortes, ulceras o irritaciones cutáneas.
  • - El parche ha de permanecer un período de 5 a 7 días, El período mínimo es de 48 horas para poder detectar los metabolitos de las sustancias tóxicas.
  • - El control de parche se realiza por un digito de diez cifras que es único para cada parche y permita reflejarlo en su documentación o en la Cadena de Custodia, esto asegura que el parche aplicado es el mismo y no se ha retirado.
  • - El retirarlo y volverlo a aplicar deja una serie de huellas evidentes que son detectadas por el profesional que las coloco.

Con estas nuevas técnicas se abre una nueva vía para la detección de sustancias de abuso en el organismo.

Enfermedades que pueden modificar la capacidad de conducción

Muchísimas enfermedades desde un proceso infeccioso vanal en su fase aguda, como enfermedades más complejas alteran el estado de salud del conductor produciéndole una incapacidad para muchas de sus tareas en su vida cotidiana. Existen una serie de enfermedades que pueden interferir con la capacidad de conducción del individuo.

Estas enfermedades están reguladas por el RD/772/1997 de 30 de mayo por el que se aprueba el Reglamento General de Conductores.

1. Conducción y enfermedades cardiovasculares

Las distintas manifestaciones clínicas de las enfermedades cardíacas, alteran de maneras muy distintas la capacidad de conducción de los individuos, pero el riesgo surge cuando existe la posibilidad de que aparezcan las arritmias y los síncopes.

Por tanto los síntomas de una enfermedad cardíaca son considerados de gravedad cuando se asocian a un riesgo importante de arritmias, síncope y muerte súbita.

A. En cardiopatías se sigue la clasificación de la Asociación del Corazón de Nueva York (NYHA)

Clasifica a los pacientes en 4 grupos:

  • Clase I: Pacientes sin limitación para la actividad física ordinaria, sin angina, palpitaciones, disnea o fatiga en la actividad habitual.
  • Clase II: Pacientes con una ligera limitación en la actividad física, de modo que los esfuerzos habituales provocan la aparición de síntomas.
  • Clase III: Pacientes con marcada limitación de la actividad física. Actividades menores de las habituales provocan la aparición de síntomas.
  • Clase IV: Pacientes incapaces de realizar cualquier actividad física sin presentar síntomas, que pueden aparecer incluso en reposo.

Las limitaciones en la conducción quedarían referidas a los grupos de la Clase III y IV, ya no por el riesgo de la limitación en la capacidad física, sino por el riesgo de presentación de manera brusca de arritmias malignas.

B. Arritmias, síncope, muerte súbita

La legislación Española considera que las arritmias son causa de que no se puede obtener o prorrogar el permiso de conducción de forma ordinaria.

  • Grupo 1. Conductor no profesional.
  • Grupo 2. Conductor profesional.
  • No permiten la conducción en personas con taquicardias ventriculares idiopáticas sostenidas o fibrilación ventricular para el grupo de conductores profesionales.

    Puede reevaluarse a los 6 meses.

  • Marcapasos:

    Según la legislación española Grupo 1º de conductores no profesionales: 3 meses sin conducir. Prórrogas cada 2 años.

    Grupo 2º de conductores profesionales: 6 meses sin conducir. Prórrogas cada año.

  • Cardiopatía Isquémica:

    Según la legislación Española tres meses sin conducir cuando se ha sufrido un infarto para el grupo 1º y 2º. En el grupo 2º se prohíbe la conducción cuando han sucedido más de dos infartos.

  • Pacientes con angina inestable no pueden conducir,

    Una vez que el cardiólogo considere que la angina inestable es estable se aplicará la legislación a este respecto:

    Grupo 1º clase I y II pueden conducir sin problema. Renovación anual.

    Grupo 2º, no pueden conducir a no ser que el informe médico del especialista sea favorable.

  • Hipertensión arterial.

    No presenta restricciones a no ser TA superiores a 200/120. En caso de afectación cardiovascular se evaluará según la normativa que corresponda a cada órgano afectado.

C. Diabetes mellitus

Los pacientes diabéticos pueden presentar riesgos en la conducción en caso de retinopatía diabética por su implicación en la pérdida de agudeza visual y por la hipoglucemia. Según nuestra legislación no existen prácticamente limitaciones en la obtención de su permiso de conducción en los diabéticos estables.

Se les exige un adecuado control de su enfermedad y que estén estables para evitar las hipoglucemias.

Recomendaciones para diabéticos.

Es conveniente que el diabético vaya identificado de forma clara. Debe llevar junto a la documentación del coche el último informe médico donde conste su tratamiento habitual. Se realizará un autoanálisis de glucemia antes de conducir, y siempre que note sensaciones, síntomas o signos que no identifique. Respetará sus horarios habituales de comidas y de administración de insulina. Llevará en el coche alimentos ricos en Hidratos de carbono (galletas, frutas, caramelos) y glucagon para ser utilizado en caso de hipoglucemia, a parte de su medicación habitual. NO tomará alcohol y si nota signos de alarma de hipoglucemia, disminuirá la marcha del coche y parará en el arcén para tomar alimentos.

D. Epilepsia

En nuestro país el Reglamento General de Conductores compromete al neurólogo en la elaboración de un informe favorable o desfavorable explicando la situación de cada enfermo. Pero también responsabiliza al enfermo en declarar su condición de epiléptico

Esto ha creado una gran controversia en muchísimos países ya que una minoría de enfermos declaraban su condición de epilépticos. Esto ha motivado grandes discusiones ya que había países como USA que obligaban al médico a revelar al Departamento de tráfico el nombre de los pacientes diagnosticados de epilepsia. Aunque la responsabilidad final corresponde al enfermo ya que no debe ocultar aquello que origina riesgos para él o para terceras personas.

En un conductor no profesional restricción durante un año. Aportarán un informe favorable del neurólogo en el que se incluirá el diagnóstico, el tratamiento, el grado de control y efectos adversos de la medicación, junto con la información al paciente. En los conductores profesionales: deben superar los cinco años sin crisis, con períodos de vigencia cada dos años. Debido al gran conocimiento de la epilepsia y los avances en la técnica se conseguirá que estas personas conduzcan de manera segura.

Conclusión

Debido a los riesgos que supone la conducción, desde los Servicios de Salud Laboral hemos de concienciar a los trabajadores y a los empresarios de la gran importancia de las medidas preventivas tanto desde el ámbito de la información-formación, como desde la vigilancia de la salud, ya que es la única manera de reducir los accidentes y a la vez los problemas sanitarios, económicos y sociales. Hemos de ser conscientes de la gran labor que podemos realizar desde nuestros servicios.

Comentarios

Deja un comentario

Accede o regístrate gratis para poder dejar comentarios sobre esta publicación.

Si eres suscriptor de nuestra revista, además tendrás acceso a contenidos exclusivo. Suscríbete.