Tendencias

Los riesgos de trabajo en una manufactura de productos plásticos

Revista Gestión Práctica de Riesgos Laborales, Nº 51, Pág. 12, Sección Tendencias, 01 de Julio de 2008
Publicado hace más de 6 años
 
Virginia Guadalupe López Torres, Mª Enselmina Marín Vargas, Ingeniero industrial y de sistemas, y master en Ciencias en Administración Industrial
 

Etiquetas: Riesgos, Enfermedades profesionales, Plásticos

0 comentarios

Todavía son numerosas las empresas que no atienden adecuadamente las condiciones laborales, ni tampoco tienen en cuenta los efectos que esto produce en la salud del trabajador. En este artículo se exponen los resultados de una investigación realizada en una planta dedicada a la manufactura de productos plásticos destinados a la industria aeronáutica y automotriz, en Baja California, México; el objetivo era analizar tanto el nivel de estrés de los trabajadores como las condiciones ambientales de la fábrica para averiguar si estos dos factores influían en un aumento del número de accidentes y de enfermedades.

El sociólogo Studs Terkel (1997) define el trabajo (2) como "la violencia al espíritu y al cuerpo. Tiene que ver con las úlceras y accidentes, con gritos y golpes; sobre todo con humillaciones diarias". Parece una definición ruda, pero en los últimos veinte años del siglo XX se dieron a conocer las prácticas de trabajo de las grandes empresas que atentaban contra la salud y la seguridad de los trabajadores. Un caso muy difundido fue el de las fábricas de Nike, compañía que en la década de los noventa sufrió manifestaciones y protestas contra las deplorables condiciones de trabajo de sus proveedores en el extranjero, que hicieron de ella el símbolo global de la ineptitud ética corporativa (Zadek, 2005).

Este cambio de enfoque de negocio en las empresas se atribuye a la búsqueda de competitividad; hoy día, ofrecen incentivos de desempeño basándose en costos, calidad y tiempos de entrega, pero han dejado de tener un compromiso con los estándares de las condiciones laborales. Sin embargo, un factor importante en la manufactura de productos es el medio ambiente de trabajo, Niebel (1990) lo destaca como "un elemento fundamental de clara incidencia en el comportamiento, rendimiento y motivación del trabajador, que afecta directamente a su salud, desempeño y comodidad". También argumenta este autor que "es el resultado del clima laboral, de la tecnología, de los medios y procedimientos de trabajo, así como del entorno del puesto, en el cual confluyen una serie de condiciones visibles que el trabajador no ve, pero percibe, siente y asimila o rechaza".

Asimismo, investigaciones de Paul y otros autores (2005) revelaron que el riesgo de lesiones laborales se puede asociar, sobre todo, con dos causas: la primera relacionada tanto con las prácticas de trabajo como con el ambiente; mientras que la segunda se refiere a las peculiaridades del individuo. El hecho de no prestar atención al medio ambiente de trabajo genera en las empresas efectos que merman su eficiencia. Al respecto, Danermark y Coniavitis (2004) han estudiado el aumento progresivo en el costo de retiro por enfermedad que se está produciendo en Suecia; algo que ha incrementado el interés y preocupación sobre las relaciones entre ambiente laboral, salud y bienestar. De hecho, se ha puesto particular atención en las enfermedades de larga duración, ya que representan un gran problema desde la perspectiva social, económica e individual, y con elevados gastos por la disminución del tiempo de trabajo, marginación, exclusión, etc.

Por su parte, Kalafsky (2006) investigó el cambio en la competitividad de las empresas japonesas basado en estudios de capital humano, resaltando su importancia como parte integral de la compañía y teniendo en cuenta que el trabajador es un maestro del proceso. Por ello, las tareas se han etiquetado según las 3k:

  • Kitsui: difícil
  • Kitanai: sucia
  • Kiken: peligrosa

La teoría de las 3k significa que las tareas deben rediseñarse con la finalidad de velar tanto por la seguridad del trabajador como por su salud. En este sentido, Manuelle (2000) establece que el mundo actual de los negocios requiere una administración efectiva, socialmente responsable; con un nuevo enfoque, capaz de generar productividad, calidad, salud y seguridad laboral, con costos cada vez más bajos (3) .

Marco teórico

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ya ha advertido que los trabajadores de todo el mundo se enfrentan a mayores presiones y deben soportar cada vez más incertidumbre debido a la globalización. El informe, dado a conocer por la ONU en México, señala que en su afán por mejorar la competitividad empresarios y gobiernos en conjunto ponen en marcha medidas para flexibilizar el mercado, con contratos de corto plazo y sin seguridad social. Asimismo, el informe cita las palabras del secretario general de la Organización para Asuntos Económicos y Sociales, Sha Zukang, quien afirma que "a las peores condiciones de empleo, se debe agregar la creciente inseguridad económica".

A fin de contrarrestar esta tendencia, la Organización Internacional de Normalización (ISO) en la versión 2000 de su familia de normas promueve una mayor atención a los trabajadores. Es importante destacar que la familia de normas ISO 9000 (4) se revisa constantemente con el fin de apoyar mejor a las organizaciones en la aplicación de los principios de gestión de la calidad. Son varios los puntos focales de cambio entre las versiones de la norma 1994 y la 2000; uno de esos cambios enfatiza la importancia de la gestión de recursos.

Además, en la norma ISO 9004 se establecen las directrices para lograr la eficacia y eficiencia del sistema de gestión de calidad; ésta norma tiene como objetivo la mejora del desempeño de la organización, la satisfacción de los clientes y de otras partes interesadas. Según la misma norma, la gestión de recursos se refiere a la de personal, infraestructura, ambiente de trabajo, información, proveedores y alianzas, además de los recursos naturales y financieros; recursos que la alta dirección debe asegurar su disponibilidad con oportunidad, conforme a los preceptos de la misma norma. De todos ellos, la infraestructura y el ambiente de trabajo (5) destacan por su impacto en la salud del trabajador, que a su vez influye en la calidad resultante de los productos manufacturados.

Sin embargo, persiste la polémica de la prevención de los riesgos laborales sobre la hoy día inexistente norma ISO 18000 (6) , de forma que unos apoyan una norma hegemónica de tipo internacional y otros la existencia de diferentes modelos que se adapten a los distintos países, actividades, y tipos de organizaciones en las que se vaya a implantar el sistema de gestión de seguridad y salud (Rubio, 2007).

En México, las normas NMX-SAST-001 y 002 (Especificación y guía para la implementación) Sistemas de administración de seguridad y salud en el trabajo, se expidieron en respuesta a la demanda de una norma que evalúe y certifique sistemas que prevengan, eliminen o minimicen los riesgos a los que está expuesto el personal. Empero, en el país, como en el mundo, hay empresarios que eluden las obligaciones legales respecto a la salud y seguridad de sus trabajadores, dado que ello les representa un ahorro en costos de operación, sin percatarse de que un trabajador no sano merma su desempeño laboral.

Por ejemplo, Toscani (2007) ya alertó sobre el hecho de que los trabajadores de la industria maderera expuestos al polvo de madera y al aserrín presentes en el medio laboral tiene un 60% más posibilidades de riesgo de cáncer (7) . Asimismo, las partículas más grandes pueden producir asma y rinitis e hipersensibilidades semi-retardadas que causan alveolitos alérgica extrínseca; padecimientos que provocan fatiga en el trabajador, afectando la eficiencia y calidad de sus tareas.

Es importante señalar que el estudio del ambiente de trabajo corresponde a la Ergonomía ambiental; la misma disciplina que se encarga del estudio de las condiciones físicas que rodean al ser humano y que influyen en su desempeño al realizar diversas actividades, como el ambiente térmico, nivel de ruido y de iluminación, y vibraciones. La aplicación de los conocimientos de la ergonomía ambiental ayuda al diseño y evaluación de puestos y estaciones de trabajo, con el fin de incrementar el desempeño, seguridad y confort de quienes laboran en ellos (SEMAC, Sociedad de Ergonomistas de México).

García y otros autores (2007) han abordado el estudio del ambiente de trabajo, en concreto cómo puede afectar el ambiente físico en el estrés y otros riesgos psicosociales. Los resultados de sus investigaciones muestran que "la interacción negativa entre las condiciones del ambiente físico de trabajo y los factores humanos produce trastornos en la salud física del individuo, provocando alteraciones neurohormonales, bioquímicas, fisiológicas, psicológicas y de comportamiento. Y a su vez, pueden determinar insatisfacción laboral y descenso en el rendimiento del trabajador".

El ruido: un peligro directo para la capacidad auditiva

El nivel de ruido en el ambiente de trabajo constituye una variable a destacar, según el Real Decreto 1299, de 10 de noviembre de 2006, por el que se aprueba el cuadro español de enfermedades profesionales en el sistema de la Seguridad Social y se establecen criterios para su notificación y registro. La legislación española reconoce así que el ruido entraña un peligro directo para el sistema auditivo de los trabajadores, que pueden llegar a padecer pérdida de capacidad auditiva por el sometimiento continuo a altos niveles de contaminación acústica en el ambiente laboral.

En el mismo sentido, Díaz argumenta que los niveles altos de ruido pueden causar daños en la audición, mientras que los niveles más moderados pueden interferir en la comunicación y concentración. De prolongarse esta situación y en conjunción con otros factores, puede desembocar en estrés; sus efectos, tanto fisiológicos, como psicológicos, pueden tener lugar con niveles de ruido muy inferiores a los 85 dB.

Un estudio realizado por la compañía Steelcase (dedicada al equipamiento de oficinas y al diseño de espacios de trabajo) y la Sociedad Americana de Diseñadores de Interiores, permitió demostrar que un ambiente laboral ruidoso inhibe la efectividad y la productividad de los centros de trabajo. La investigación, llevada a cabo en Estados Unidos, reveló que el 70% de los trabajadores considera que el ruido es la distracción más significativa. Asimismo, más del 80% de los empleados cree que un ambiente de trabajo más silencioso propiciaría mayor productividad.

Betulio Chacín-Almarza y otros autores (2002) realizaron una investigación para determinar el estrés organizacional debido a la exposición al ruido de los trabajadores de una planta de envasado de cerveza; encontraron que el nivel de ruido equivalente continuo registrado está comprendido entre 87,9 y 100 dB, que superan el límite umbral aceptado de exposición al ruido. El exceso del riesgo de la exposición a ruido en estos trabajadores se ubicó entre 200 a 3.500% mayor que la exposición diaria de ruido de 85 dB, medida en 8 horas, como promedio ponderado en el tiempo. Sin embargo, no se encontró relación entre el ruido y los niveles de estrés, ni asociado a las otras variables de estudio.

Empero muchos estudios confirman que la salud peligra cuando el medio de trabajo deshumaniza al trabajador por una combinación de factores que lo exponen a riesgos físicos y también mentales. Esto incluye a las fábricas en las que los niveles de ruido son elevados y donde las tareas se repiten continuamente al ritmo de línea de producción y los trabajadores tienen muy pocas oportunidades de comunicarse entre ellos. Por ello, la presencia del ruido como estresor físico ambiental productor de estrés organizacional es un factor de riesgo latente que no se puede desestimar. Su relación con el desempeño y la ocurrencia de trastornos psicológicos y fisiológicos ya ha sido reportada.

La iluminación influye en la salud... y en la productividad

La iluminación en los centros de trabajo es otra variable que incide en el desempeño de los trabajadores. Oborne, D. J. (1987) argumenta que la productividad se reduce, debido entre otros elementos, a una iluminación incorrecta, al uso de colores inapropiados, ruidos excesivos o temperatura inadecuada; requisitos que deben cumplirse para eliminar o disminuir, en lo posible, los efectos negativos provocados por factores ambientales.

En España, la Confederación General del Trabajo (CGT) (8) estudió la fatiga visual en diferentes centros empresariales repartidos por todo el país; empleó los métodos EWA (9) y LEST (10) , encontrando que la fatiga visual se origina por causas intrínsecas al sujeto y/o causas relacionadas con el puesto de trabajo, como son deficiencias de alumbrado, contrastes inadecuados, deficiencia en la ubicación del puesto de trabajo, etc.

Asimismo, el estudio reveló cambios en la luminancia y cromaticidad durante una sesión de tres horas en monitores de tubos de rayos catódicos (TRC), principalmente en las marcas IBM y Tatung; en la marca NEC la luminancia aumenta y la cromaticidad permanece con lo que se desarrollan alteraciones oftalmológicas, denominadas clínicamente fatiga visual.

Un informe de la Academia Americana de Optometría (2003) confirma los resultados que también ha obtenido la CGT, al afirmar que el uso prolongado de los ordenadores provoca problemas de fatiga visual a más del 70% de los empleados que requieren de alguna terminal para desempeñar su profesión.

Los oftalmólogos han catalogado esta nueva patología como astenopía o síndrome visual informático. En la mayoría de las ocasiones, los especialistas achacan esta enfermedad a problemas en la ubicación de los equipos, una deficiente iluminación y contrastes molestos.

La legislación en México

En México, las condiciones del medio ambiente laboral también presentan deficiencias que afectan a la salud del trabajador, a pesar de que la legislación, en teoría, lo protege. Es importante señalar que la legislación laboral relativa a las condiciones de trabajo está regulada por la Ley Federal del Trabajo (LFT) (11) -de 1970 y reformada en 2006- y el Reglamento Federal de Seguridad, Higiene y Medio Ambiente de Trabajo -de 1997-; éste último en su artículo 13 establece que:

"Los patrones están obligados a adoptar, de acuerdo a la naturaleza de las actividades laborales y procesos industriales que se realicen en los centros de trabajo, las medidas de seguridad e higiene pertinentes de conformidad con lo dispuesto en el mismo reglamento y en las normas aplicables, a fin de prevenir por una parte, accidentes en el uso de maquinaria, equipo, instrumentos y materiales, y por la otra, enfermedades por la exposición a los agentes químicos, físicos, biológicos, ergonómicos y psicosociales, así como para contar con las instalaciones adecuadas para el desarrollo del trabajo. En los centros de trabajo, los niveles máximos permisibles de contaminantes, no deberán exceder los límites establecidos por las normas correspondientes".

En adición, la LFT en su artículo 473 señala que: "Los riesgos de trabajo son los accidentes y enfermedades a que están expuestos los trabajadores en ejercicio o con motivo del trabajo". Asimismo, la ley define en su artículo 474 accidente de trabajo como "toda lesión orgánica o perturbación funcional, inmediata o posterior, o la muerte producida repentinamente en ejercicio, o con motivo del trabajo, cualesquiera que sean el lugar y el tiempo en que se preste". En el artículo 475, la enfermedad de trabajo: "Todo estado patológico derivado de la acción continuada de una causa que tenga su origen o motivo en el trabajo o en el medio en que el trabajador se vea obligado a prestar sus servicios".

El artículo 504 establece que los patrones tienen las obligaciones especiales siguientes:

  • > "Mantener en el lugar de trabajo los medicamentos y material de curación necesarios para primeros auxilios y adiestrar personal para que los preste".
  • > "Cuando tenga a su servicio más de 100 trabajadores, establecer una enfermería, dotada con los medicamentos y material de curación necesarios para la atención médica y quirúrgica de urgencia. Estará atendida por personal competente, bajo la dirección de un médico cirujano. Si a juicio de éste no se puede prestar la debida atención médica y quirúrgica, el trabajador será trasladado a la población u hospital en donde pueda atenderse su curación".
  • > "Cuando tengan a su servicio más de 300 trabajadores, instalar un hospital, con el personal médico y auxiliar necesario".

Por último, el reglamento define la ergonomía como "la adecuación del lugar de trabajo, equipo, maquinaria y herramientas al trabajador, de acuerdo a sus características físicas y psíquicas, con el fin de prevenir accidentes y enfermedades de trabajo y optimizar la actividad de éste con el menor esfuerzo, así como evitar la fatiga y el error humano".

Por lo que, teóricamente, el Gobierno a través de su legislación promueve la salud y seguridad ocupacional. Sin embargo, Palacios (2007) ilustra que la realidad es muy diferente, puesto que el 42% de la población es económicamente activa (PEA), pero sólo el 36% está cubierto por la seguridad social. El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) atiende al 28% de los trabajadores y es el único que reporta los accidentes y enfermedades de trabajo -riesgos de trabajo-, desconociéndose que sucede con el 72% restante de la PEA.

Pero no sólo desde el punto de vista de los datos es poco lo que se conoce sobre los riesgos de trabajo, también las investigaciones al respecto son escasas; en este contexto destacan las del ámbito médico encabezadas por la Sociedad de Ergonomistas de México (SEMAC). Se trata de estudios orientados a valorar los daños fisiológicos que ha sufrido el trabajador a causa de las estaciones de trabajo en que desempeña sus tareas laborales.

Por ejemplo, Fernández-Salazar (1998) realizó un perfil antropométrico para costureras, encontrando que las operadoras presentaban padecimientos como lumbalgias, dorsalgias, cervicalgia y hombro doloroso, producto de las malas posturas para trabajos de pie y sentado, así como de mobiliario inadecuado. Carrasco Portillo y Rojas Román (1998), por su parte, realizaron un estudio para determinar el riesgo ergonómico en puestos laborales de la industria de la transformación en la zona II de Chihuahua, cuyo resultado reveló que los riesgos detectados están relacionados con fallos en el diseño y la aplicación de esfuerzo por manipulación de herramientas, materiales y equipos.

Reyes y Solano (2005) analizaron los factores que inciden en la astenopía de los trabajadores de inspección visual de la industria electrónica en Cuidad Juárez. Utilizaron el método LEST para la iluminación y la prueba de agudeza visual de Snellen y Farnsworth-Munsell para cromaticidad. Sus resultados permitieron comprobar que los factores ergoftalmológicos (iluminación, ángulo de visión, contraste entre objeto y superficie, agudeza visual y cromaticidad) analizados influyen en la astenopía de los trabajadores; es decir, las condiciones laborales y la aptitud visual de los empleados presentan deficiencias que ponen en riesgo su salud visual. También encontraron que los trabajadores experimentan godnig (estrés visual) o la inhabilidad de la persona para procesar determinada información visual de una manera cómoda y eficiente.

En cuanto a los problemas de la exposición al ruido, Venegas y Orellana (1998) estudiaron los trastornos auditivos por exposición a sonidos de gran magnitud en trabajadores expuestos y no expuestos en empresas de León Guanajuato; sus resultados revelaron que un tercio de los trabajadores presentaron síntomas audiológicos, con siete casos de Trauma Acústico Crónico (TAC); con la conclusión de que hay presencia importante de lesión auditiva en personal de producción, población catalogada como de alto riesgo.

Caso de estudio: una planta de ensamblaje en Baja California

Durante 2005 y 2006, una empresa maquiladora (12) (hoy día, en el programa IMMEX (13) ) que cuenta con cuatro plantas en la ciudad de Ensenada, Baja California, experimentó un incremento en su tasa anual de accidentes, enfermedades laborales y, por ende, en los días de incapacidad de sus trabajadores. Dedicada a la manufactura de productos plásticos para la industria aeronáutica y automotriz, tan sólo durante 2006 en una de las cuatro plantas se presentaron un total de 130 accidentes (102 no incapacitantes y 28 incapacitantes).

Además, algunos de los principales indicadores de desempeño de la planta mostraron un retroceso, entre ellos el porcentaje de conformidad de la calidad de los productos, la productividad, el índice de desperdicio, los tiempos de respuesta y los resultados de las auditorías de ISO. La empresa de capital francés, reconocida por ser socialmente responsable, solicitó un estudio para determinar las causas de los accidentes y/o riesgos de trabajo, los mismos que se incrementaron en un 60% en el periodo señalado.

Metodología: una encuesta con coeficiente de fiabilidad

Se diseñó un estudio observacional, descriptivo, transversal. La investigación se realizó en las cuatro plantas. Se aplicó un cuestionario sobre el estrés laboral de la OIT-OMS a una muestra aleatoria de cinco operadores de cada una de las siguientes áreas de trabajo: almacén, inyección, inspección, AMPD y compresión. El instrumento consta de 25 ítems relacionados con los estresores laborales agrupados en:

  • Mejora de las condiciones de trabajo.
  • Factores intrínsecos y temporales del puesto.
  • Estilos de dirección y liderazgo.
  • Gestión de recursos humanos.
  • Nuevas tecnologías.
  • Estructura organizacional.
  • Clima organizacional (14) .

Aun cuando el instrumento elegido fue validado por la OIT-OMS, se procedió a aplicarle el coeficiente de fiabilidad alpha de Cronbach obteniéndose un índice de 0,88; de esta forma se determinó que los datos obtenidos eran válidos y era posible sacar conclusiones con respecto al factor que se estaba midiendo.

Además, para valorar las variables del medio ambiente físico se utilizó un multímetro ergonómico, que incluye entre otros un decibelímetro o sonómetro (para medir el nivel de presión acústica), luxómetro (para la intensidad de la luz) y termohigrómetro (para determinar el clima ambiental, a partir de la humedad y temperatura). También se realizó la observación in situ, auxiliándose con el uso de listas de verificación para la recolección de datos; datos que recibieron tratamiento estadístico.

Aplicación: selección de la muestra de trabajadores

Para el estudio de la experimentación de estrés laboral se determinó una muestra de empleados, que se seleccionó de forma aleatoria, pero sólo considerando los departamentos con alta incidencia de accidentes y/o enfermedades de trabajo en la empresa caso de estudio. La muestra incluyó únicamente empleados operativos representativos de los tres turnos. La determinación de la muestra se realizó para un intervalo de confianza del 95%, resultando un tamaño de 26 trabajadores.

La figura 1 muestra que el mayor número de trabajadores participantes fue el del turno matutino: es el que tiene el grueso del personal y presenta la mayor ocurrencia de accidentes laborales. Asimismo, puede observarse que el 73% de la muestra fueron mujeres, misma proporción de la composición poblacional de trabajadores operativos y característica común en empresas de este sector industrial. Además, es importante señalar que en promedio la muestra cuenta con 1,23 años de antigüedad en el puesto y 27,2 años de edad.

FIGURA 1. Características de la muestra de empleados

im0000338279

Fuente: Elaboración de las autoras, a partir de la recolección de datos.

Características del ambiente físico de trabajo

El estudio del ambiente físico fue realizado a lo largo del 2006, la toma de datos se realizó de forma aleatoria en base a una muestra determinada con un nivel de confianza del 99%, resultando un total de 65 días. Este apartado del estudio se soporta en la métrica de las variables iluminación, ruido, temperatura y humedad relativa. Los resultados promedio obtenidos para cada una de estas variables indican 605,72 lux de iluminación, un nivel de ruido de 77,80 dB, y 26,91 grados centígrados de temperatura ambiente con 51,2% de humedad relativa.

De acuerdo con los requisitos de la Norma Oficial Mexicana: NOM-025-STPS-1999, Condiciones de iluminación en los centros de trabajo, las tareas visuales de los puestos de trabajo analizados se clasifican como: "Distinción clara de detalles: maquinado y acabados delicados, ensamble e inspección moderadamente difícil, captura y procesamiento de información, manejo de instrumentos y equipo de laboratorio". Tareas que demandan una iluminación de 500 lux (15) .

En consecuencia, el resultado permite inferir que las áreas están sobreiluminadas, lo que incrementa los niveles de reflexibidad y contraste. Esto, a su vez, genera fenómenos estrobóscopicos en exceso y muy pronunciados, afectando la calidad de la visión del trabajador; la vista se cansa en un tiempo relativamente corto, debido a que en presencia de mucha luz la pupila (16) se cierra y se abre, con el fin de encontrar el enfoque adecuado.

Con relación al ruido, ergonómicamente el promedio no es un indicativo que permita inferir a partir de él -si se hiciera, se tendría que decir que el nivel es adecuado-, ya que se ubica por debajo de lo establecido en la NOM-011-STPS-2001: Condiciones de seguridad e higiene en los centros de trabajo donde se genere ruido (STPS, 2001).

Estadísticamente, para validar la igualdad de los promedios del nivel de ruido que prevalece en cuatro de las áreas más críticas del departamento de producción, se utiliza el análisis de varianza (Anova) a fin de poder inferir al respecto. El resultado del Anova permite determinar si existe diferencia entre el nivel de ruido promedio de las áreas críticas de producción. El resultado de Anova arroja un valor de significancia cercano a uno, por lo tanto se infiere que estadísticamente el nivel promedio del ruido en las áreas críticas de producción es igual.

Sin embargo, desde la óptica de la ergo-acústica es importante considerar que, de manera particular, el estudio revela que 8 de las 30 áreas estudiadas, es decir, el 26,7% sobrepasan los límites permitidos por la norma, que establece 85 dB como máximo. Es importante resaltar este dato, ya que afecta a los trabajadores que desarrollan sus tareas en dichos espacios. Las áreas en cuestión se muestran en la Tabla 2.

TABLA 2. Niveles de ruido en áreas de trabajo

im0000338280

Fuente: Elaboración de las autoras, según las mediciones.

Según la Organización Mundial de la Salud (1999), durante el día se suele experimentar malestar moderado a partir de 50 dB; asimismo, exposiciones prolongadas a niveles superiores a 75 dB produce sordera permanente y/o acumulación de fatiga auditiva -ésta última suele desarrollar estrés-; también se presenta en algunos de los siguientes síndromes: cansancio crónico, tendencia al insomnio, enfermedades cardiovasculares, trastornos psicofísicos y cambios conductuales. Situación que afecta la salud laboral de los trabajadores. Pero falta evaluar su incidencia en que se produzcan accidentes de trabajo. Por último, y con relación a las métricas obtenidas de temperatura y humedad relativa, puede decirse que el medio ambiente de trabajo es confortable (Llaneza).

Estrés: los resultados

Derivado de la aplicación del instrumento, los resultados manifiestan cuatro niveles de estrés: bajo, intermedio, estrés y alto en los trabajadores.

Es decir, en general, todos los empleados experimentan estrés, pero el 20% se encuentra en los niveles intermedio y alto, situación que debe evitar la empresa, ya que ello podría ser la razón de la incidencia de accidentes y/o enfermedades de trabajo, así como las correspondientes mermas por no cumplir los requisitos de calidad.

De entre todas las áreas analizadas, la de inyección resultó ser la que más genera estrés en el personal, asimismo es un zona con un ruido que supera los 100 dB; por esta razón se considera conveniente hacer un análisis de correlación entre dichas variables.

Accidentes de trabajo: análisis de los datos

La empresa, como determina la legislación mexicana, lleva la estadística de los riesgos de trabajo. De acuerdo con estos datos, se conoce que en las semanas 4, 13 y 43 se presentan el mayor número de incidencias, con un accidente al día. Los tipos de riesgo comunes en las plantas son contusiones, cortes superficiales, quemaduras y tensión o estrés.

La empresa desarrolla su actividad de domingo a sábado, y todos los días se presentan riesgos, pero destacan lunes y martes como los días de mayor accidentabilidad (Gráfico 1). Además, las plantas de la empresa operan las 24 horas del día en tres turnos, y aunque los riesgos se han presentado a lo largo del día es el período de 12 a 14 horas el más crítico, seguido por el período de 8 a 10 horas.

GRÁFICO 1. Riesgos de trabajo según el día de la semana

im0000338281

Fuente: Informe de Deguridad de la planta, 2006.

El incremento de los riesgos de trabajo en las plantas, particularmente los accidentes incapacitantes redundó en una reclasificación del nivel de riesgo de la empresa, es decir, se incrementó el costo por seguridad social de los trabajadores ante el IMSS (Instituto Mexicano del Seguro Social). Razón por la cual, desde el punto de vista económico, el impacto en los costos es significativo, además de que se pierden trabajadores durante su incapacidad, que no siempre se pueden suplir con eficiencia.

De ahí la importancia de determinar las causas de los accidentes. El análisis causal realizado por la comisión de Seguridad e Higiene de los accidentes por medio de diagramas de Pareto (17) e Ishikawa (18) establece que el medio ambiente físico y el estrés experimentado por los trabajadores pueden ser la causa directa de los riesgos de trabajo.

Con el propósito de evaluar la relación entre las variables del medio ambiente físico -iluminación, ruido, temperatura y humedad relativa-, así como el nivel de estrés de los trabajadores con el hecho de que se produzcan accidentes de trabajo, se llevó a cabo un estudio de correlación (Tabla 3). Por lo tanto, como los coeficientes de correlación son cercanos a cero se infiere que no hay relación entre el medio ambiente físico y la ocurrencia de accidentes de trabajo; asimismo tampoco hay relación aparente entre el nivel de estrés experimentado por los trabajadores y la ocurrencia de accidentes: Los resultados obtenidos se pueden ver en la Tabla 4.

TABLA 3. Condiciones ambientales y de estrés en días en que se producen accidentes

im0000338282

Fuente: Informe de Seguridad de la planta, 2006.

TABLA 4. Coeficientes de correlación

im0000338283

Conclusiones

Aun cuando se conoce la fuerte relación que existe entre las condiciones del medio ambiente de trabajo y los riesgos laborales, particularmente respecto a las enfermedades profesionales, pocas son las empresas que medianamente atienden este aspecto; por ello, las plantas objeto de estudio vieron incrementar su incidencia en riesgos de trabajo, específicamente los accidentes. La empresa no cuenta con un Programa de seguridad y salud ocupacional como método sistemático de prevenir, evaluar y gestionar las condiciones ambientales y antropométricas que determinan el nivel de riesgo en un ambiente laboral dado.

Después de ver incrementado su nivel de riesgo y, por ende, ver afectados sus costos, la empresa se ocupó de analizar las causas de los accidentes de trabajo, principalmente los incapacitantes. Al estudiar las causas aparentes señaladas por la comisión de Seguridad e Higiene, los resultados obtenidos permiten concluir que el ambiente físico de trabajo de las plantas tiene condiciones causantes de estrés, principalmente debido a los altos niveles de ruido e intensidad de iluminación, los mismos que inciden en la experimentación de cefaleas por parte del personal operativo. Además, un 20% de los empleados experimenta un nivel de estrés importante, que afecta a sus tareas y puede estar incidiendo en la merma de los resultados de calidad.

Empero, al analizar estadísticamente las relaciones entre las variables los resultados indican que no hay relación entre el medio ambiente físico de trabajo y la ocurrencia de accidentes de trabajo, como tampoco hay relación entre el nivel de estrés de los trabajadores y la ocurrencia de accidentes de trabajo.

Por lo que se considera importante realizar nuevas investigaciones, pero con un grupo interdisciplinario, que incluya profesionales de la salud, ingenieros, psicólogos y administradores; esta comisión de expertos debe abordar los temas de salud, seguridad industrial, ergonomía y trabajo. Hasta ahora, en México, este tipo de estudios los efectúa en su mayoría los médicos, cuyo enfoque es patológico y no integral. Siendo necesario un enfoque sistémico a fin de tener un completo entendimiento de los problemas de hoy en relación con la salud ocupacional y el trabajo.

Estos estudios son relevantes, tanto para la empresa, como su personal: la primera, porque puede ver disminuido su nivel de riesgo y sus costos de seguridad social; y el personal, porque estará más seguro de su integridad física.

BIBLIOGRAFÍA

  • > Academia Americana de Optometría (2003). Estudio de exposición prolongada al ordenador.
  • > Carrasco Portillo, José Luis y Rojas Román, Elsa (1998). Determinación del riesgo ergonómico en puestos laborales generadores de accidentes de trabajo en la industria de la transformación en la zona II del Estado de Chihuahua.
  • > Chacin-Almarza, Betulio; Corzo-Alvarez, Gilbert; y Rojas-Gonzalez, Liliana et al.Estrés organizacional y exposición a ruido en trabajadores de la planta de envasado de una industria cervecera. Investigación Clínica . Dic. 2002, vol.43, no.4, p.271-289. ISSN 0535-5133.
  • > Danermark, Berth y Coniavitis Gellerstedt, Lotta (2004). Psychosocial work environment, hearing impairment and health. International Journal of Audiology, volume 43, nº 7, p. 383-389.
  • > Fernández Salazar, Eduardo (1998). Perfil antropométrico de la costurera, su interacción con el mobiliario de trabajo y su relación con alteraciones posturales.
  • > García Rodríguez, Yolanda; Castaño Collado, Gloria; y Fernández Zaldívar, Agustín (2007). La relación entre los factores psicosociales y el estrés laboral. Gestión Práctica de Riesgos Laborales, Nº 41, p. 46-52.
  • > Kalafsky, Ronald (2006). Human capital in japanese manufacturing: evidence and practices from a key capital goods sector. The Industrial Geographer, volume 3, Issue 2, p. 13-26.
  • > Llaneza, Francisco Javier. Ergonomía y psicosociología aplicada. Editorial Lex Nova. España, 2004.
  • > Manuelle Fred A.: Task analysis for productivity, cost efficiency, safety & quality. Hazard Assessment, Profesional Safety, American Society of Safety Engineers, april 2000, p. 18-22.
  • > Niebel, Benjamín. Ingeniería industrial. Ed. Alfaomega, 1990.
  • > Oborne, David J. Ergonomía en acción. Ed. Trillas, México 1987.
  • > Palacios Nava, Martha Edilia (2007). Población económicamente activa, Seguridad Social, accidentes y enfermedades de trabajo en México.
  • > Paul, P.S.; Maiti, J.; Dasgupta, S.; y Forjuoh, S.N. (2005) An epidemiological study of injury in mines: implications for safety promotion. International Journal of Injury Control and Safety Promotion, vVol. 12, nº 3, september 2005, p. 157-165.
  • > Reyes, R.M. y Solano, H. (2005) Ergoftalmología: análisis de los factores que inciden en la astenopía de los trabajadores de inspección visual en la industria electrónica de Ciudad Juárez. Más información: www.semac.org.mx/congreso/7-14.pdf
  • > Rubio Romero, Juan Carlos (2007) Gestión de la PRL: OHSAS-18001-Directrices, OIT.
  • > Secretaría del Trabajo y Previsión Social, (2001). Norma Oficial Mexicana NOM-011-STPS-2001, Condiciones de seguridad e higiene en los centros de trabajo donde se genere ruido. Más información: www.stps.gob.mx/DGSST/normatividad/noms/ Nom-011.pdf
  • > erkel, Studs (1997). Terkel's working, The New Press.
  • > Toscani Giménez, Daniel (2007) El microclima laboral: su influencia en los trabajadores, Gestión Práctica de Riesgos Laborales, Nº 42, p. 48-54.
  • > Venegas Rojas, Jorge y Orellana, Luis Manuel (1998). Trastornos auditivos por exposición a sonidos de gran magnitud en trabajadores expuestos y no expuestos de la industria Verde Valle, S.A.
  • > Zadek, Simon (2005). El camino hacia la responsabilidad corporativa, Harvard Business Review, p. 60-69.
(1)

Profesoras de la Facultad de Ciencias Administrativas y Sociales de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC).

Ver Texto
(2)

Working: people talk about what they do all day and how they feel about what they do (Trabajo: la gente habla de lo que hace a diario y de cómo se siente con lo que hace). Ed: New Press, 1997.

Ver Texto
(3)

El modelo propuesto se denomina TAPES y/o TAPCERA. TAPES: Task Analysis for Productivity, Ergonomics and Safety (Análisis de la tarea para la productividad, ergonomía y salud). TAPCERA: Task Analysis for Productivity, Cost Efficiency and Risk Assessment (Análisis de la tarea para la productividad, eficacia de coste y evaluación de riesgo).

Ver Texto
(4)

La familia ISO 9000 integra las normas ISO 9000 Fundamentos y terminología de un sistema de gestión de la calidad; ISO 9001 Sistemas de gestión de la calidad-Requisitos; ISO 9004 Sistemas de gestión de la calidad-Directrices para la mejora del desempeño; e ISO 19011 Directrices para la auditoría de los sistemas de gestión de la calidad y/o ambiental.

Ver Texto
(5)

Los puntos 6.3 y 6.4 en la norma. Más información: norma ISO 14015: EASO Gestión ambiental, evaluación de sitios y organizaciones.

Ver Texto
(6)

Se trata de una propuesta de norma, de la que se habló mucho y recibiría el número 18000. Pero la OIT, ISO y otros comités mundiales lo consideraron un estándar más relacionado con la dignidad del lugar de trabajo y su interrelación con el hombre, por lo que se planteó cambiarlo a "Proyecto de directrices técnicas de la OIT sobre sistemas de gestión de la seguridad y la salud en el trabajo" (MEOSH/2001). Un homónimo de este estándar es el emitido por el British Standard Institute (BSI), conocido como BS 8800:1996 y publicado el 15 de mayo de 1996.

Ver Texto
(7)

Más información en el artículo El riesgo de cáncer en los trabajadores de la industria de la maderera, Gestión Práctica de Riesgos Laborales, nº 41, septiembre de 2007.

Ver Texto
(8)

La fatiga visual, Confederación General del Trabajo (CGT). Más información: http://www.fesibac.com/Publicaciones/ SaludLaboral/Guias/gsl05.pdf

Ver Texto
(9)

El método Ergonomic Workplace Análisis (EWA) o análisis ergonómico del puesto de trabajo permite tener una visión de cuál es la situación de un puesto de trabajo. Su objetivo es diseñar tareas y puestos de trabajo seguros, saludables y productivos; para ello se basa en: la fisiología de trabajo, la biomecánica ocupacional, la psicología de la información, la higiene industrial y el modelo sociotécnico de la organización de trabajo. Parte de las recomendaciones y objetivos generales para trabajar con seguridad y salud (por ejemplo, de las convenciones de la Organización Internacional del Trabajo, OIT). La aplicación del método puede ser útil para hacer un seguimiento de las mejoras implantadas en un centro de trabajo; comparar distintos puestos; para el mantenimiento formal de los datos de las condiciones del puesto; para transferir información ergonómica de un usuario al diseñador...

Ver Texto
(10)

El método LEST (Laboratoire de Économie et Sociologie du Travail, 1978) consiste básicamente en una guía de observación de uso relativamente simple y rápido, que permite recoger algunos datos de manera tan objetiva como sea posible sobre los diversos elementos de las condiciones de un puesto de trabajo, con la finalidad de establecer un diagnóstico. Trata de describir las condiciones de trabajo para tener una visión de conjunto del puesto de trabajo; y servir de base a la discusión entre directivos de empresa, representantes de los trabajadores y técnicos, para definir un programa de mejora de las condiciones de trabajo.

Este método no puede ser adaptado a todos los puestos de trabajo sin distinción. En general, es aplicable a puestos del sector industrial, poco o nada cualificados y trabajos en cadena; aunque algunas partes de la guía de observación (ambiente, postura y el consumo físico) son aplicables a un mayor tipo de puestos de trabajo.

Es uno de los primeros métodos de análisis de las condiciones de trabajo y algunas de sus aportaciones más importantes son: proporcionar un lenguaje común; establecer indicadores de las condiciones de trabajo o considerar que en éstas últimas influyen diversos elementos.

Ver Texto
(11)

Es equivalente al Estatuto de los Trabajadores.

Ver Texto
(12)

Planta de ensamblaje.

Ver Texto
(13)

Dependiente de la Secretaría de Economía, el programa IMMEX trata de fomentar la industria manufacturera, maquiladora y de servicios de exportación.

Ver Texto
(14)

Llaneza, 2004.

Ver Texto
(15)

DOF (1999) Norma Oficial Mexicana 025 Condiciones de iluminación en los centros de trabajo. Más información: www.stps.gob.mx/DGSST/normatividad/ noms/Nom-025.pdf

Ver Texto
(16)

La función de la pupila es controlar la cantidad de luz que entra en el ojo.

Ver Texto
(17)

También conocido como regla de 80/20.

Ver Texto
(18)

También conocido como diagrama de causa y efecto.

Ver Texto

Comentarios

Deja un comentario

Accede o regístrate gratis para poder dejar comentarios sobre esta publicación.

Si eres suscriptor de nuestra revista, además tendrás acceso a contenidos exclusivo. Suscríbete.